La furia de Polifemo

Hace días, los medios de comunicación informaban acerca de la erupción del volcán Calbuco de Puerto Montt, en Chile. La naturaleza nos recuerda cada cierto tiempo quién manda en nuestro planeta, algo que se nos olvida frecuentemente. Nuestro último viaje tiene que ver con volcanes, pero no en Chile. Se trata de Sicilia y uno de los volcanes más activos del mundo, el más alto de la placa Euroasiática: El Monte Etna. El objeto que ha viajado desde allí hasta este post es un pedazo de lava, recogido de una colada que se dirigía a la localidad de Zafferana entre los años 1991 y 1993.

PEDAZO

El Etna era el volcán en cuyo interior se encontraban las fraguas de Hefesto y sus cíclopes gigantes, según los primeros griegos colonizadores. Escenario de varios episodios de la mitología griega, según la misma, sus laderas fueron habitadas por el cíclope Polifemo cuyas desventuras se narran en la Odisea de Homero, la Metamorfosis de Ovidio o la Eneida de Virgilio. Sicilia o la isla de los cíclopes fue cruce de todas las civilizaciones de Europa meridional. Se trata de un lugar con influencia griega, romana, bizantina, normanda, renacentista y barroca. Esta isla, llamada Trinacria por los primeros griegos, vió nacer y morir al sabio Arquímedes. Y la tradición cuenta que en el Etna murió el filósofo griego Empédocles, quien saltó al volcán para probar que era un dios inmortal.

Frente al mar Jónico, en Acitrezza, se puede pasear por la Costa de los Cíclopes, donde quedan aún restos de la furia de Polifemo. Después de que el más famoso de los cíclopes hubiera apresado a Ulises y a su tripulación, éste le cegó su único ojo y escapó. El gigante lanzó grandes piedras al héroe que huía por el mar, y he aquí la explicación de los escollos que adornan el litoral con sus llamativas formas arrojadizas. En realidad, estos farallones son muestras de erupciones del territorio volcánico que forma Sicilia. Son protovolcanes extintos, que dejan ver la chimenea de lava basáltica solidificada, y que han perdido las laderas típicas de la montaña debido a la erosión tras el paso del tiempo. Se trata de la huella de la erupción más antigua encontrada del Etna.

FARALLONES

Con sus más de 3300 metros de altitud (cambiante debido a su actividad) y su historial de erupciones, el Etna se alza imponente ante la mirada temerosa de tantos que conocieron su ferocidad.

Vista del Etna desde la ciudad de Catania
Vista del Etna desde la ciudad de Catania

ETNA

Catania sufrió la ira del volcán en el año 1669, cuando mucha parte de la ciudad quedó engullida por la lava y la costa quedó modificada para siempre. Aún pueden verse edificios construidos sobre las coladas lávicas que se arrastraron desde una distancia de casi 50 kilómetros.

CATANIA LAVA

Desde tiempos remotos, el Etna ha hecho uso del poder de la naturaleza, un poder aterrador que manifiesta quién es el dueño y poseedor de la isla. Entre el historial de las erupciones de los últimos siglos, que alcanzan hasta el pasado año 2014, quisiera remitirme únicamente a algunas de ellas, ya que han sido numerosas. Comenzaré por una que tuvo consecuencias de gravedad para muchas familias:

En el año 1928, la localidad de Mascali fue alcanzada por los dedos de lava de la montaña de Polifemo, quedando destruida. Aquí vemos unas imágenes dramáticas de aquellos momentos difíciles. Las imágenes del vídeo hablan por sí solas:

https://www.youtube.com/watch?v=6dwO1TMQH_8

La de noviembre de 1928 no fue una erupción cualquiera. Habían pasado tres siglos desde la última vez que la lava del Etna había destruído un núcleo urbano. El río de fuego cubrió campos y carreteras, iglesias y casas. Mascali desaparecía de los mapas tal y como se le conocía.

En 1928, por desgracia, se abrió una fractura en una cota baja. La cantidad de magma era tanta, que en el momento del clímax de la erupción, se expulsaron más de 100 metros cúbicos al segundo. Una cantidad enorme. Un depósito de unos 43 millones de metros cúbicos de lava recorrieron 7 kilómetros en 2 días.

La gente se marchaba, cargaba sus carros y huían a refugiarse en los colegios de los pueblos cercanos o a casa de familiares y amigos. En torno a 4000 personas abandonaron Mascali. Cuando la erupción paró, algunos volvieron. Unas 3000 personas se quedaron sin casa. El trabajo en el campo se vio muy perjudicado, ya que más de 1000 personas se quedaron sin trabajo y sin haciendas: una economía que tardó mucho en recuperarse.

Muchos niños que vivieron esta dramática experiencia dejaron su testimonio más de 80 años después:

“Estaba todo el pueblo en la procesión, y en un momento de la mañana hubo un gran terremoto. Todo tembló. Lo que pasó fue que la lava se detuvo. La gente pensó que se había producido un milagro y se fueron tranquilos a sus casas”.

“Allí estaban todos. Te daban ganas de llorar. Daban ganas de llorar… era horrible. La lava que bajaba, piedras, rocas, todo… y después caían las paredes de las casas. Todo se destruía a pedazos”.

“Éramos niños y veíamos todo el humo, el fuego (…) Sentíamos las ondas expansivas. Estábamos muy asustados”.

“La gente lloraba y sacaba todo de sus casas (…) Estaban perdiendo sus casas, pobrecitos, lloraban. Porque sin casa, no tienes nada”.

Detrás de la mitología griega, detrás de este símbolo emblemático propio de Sicilia y de la hermosura de sus paisajes, se esconden historias trágicas de personas que perdieron sus hogares y sus trabajos. Personas que se habían establecido en las faldas de su admirada montaña para vivir de la explotación de viñedos y huertos. Gente que experimentó el desarraigo por causas ajenas, arrebatándoles su identidad, al menos temporalmente. El terreno volcánico es altamente fértil. La lava destruye, pero también provee vida. Los primeros en resurgir de las cenizas, aunque no los únicos, son los líquenes. En la siguiente imagen se pueden apreciar líquenes sobre la colada de lava de 2002-2003:

LÍQUENES

El paisaje desolador de la colada volcánica se mezcla con las montañas que lograron permanecer intactas:

COLADA DE 2001
Aún se aprecian fumarolas, producto del vapor de agua que sale al exterior desde debajo de la lava.

La sensación que uno tiene cuando mira a su alrededor y sólo ve lava, es inquietante. Pero cuando además uno tiene el impacto visual de la lava y construcciones al lado, es aterradora.

GRAZIE GOVERNO

Esta fotografía muestra un episodio de la historia de una persona anónima para nosotros, pero que representa el sentimiento de parte de un pueblo. Alguien que mostró su descontento hacia las acciones poco eficientes del gobierno escribiendo una nota de “agradecimiento” en una de las paredes de su propiedad. La colada de lava que asoló este área se produjo entre 1991 y 1993 y se dirigía hacia la localidad de Zafferana. El flujo de lava viajó unos 8 kilómetros a pesar de las barreras protectoras que se habían erigido meses antes de que la lava se acercara al pueblo. Estos obstáculos fueron superados y la lava apareció en el estrecho y empinado valle cercano a Zafferana. En su avance, viñedos, huertos y pozos quedaron enterrados. Después se acercó a la primera casa, la cual vemos en la imagen. El gobierno hizo uso de dinamita para desviar el curso de la lava, pero no funcionó con esta construcción por falta de tiempo. El propietario escribió ante los medios de todo el mundo “GRAZIE GOVERNO” en una de las paredes. Entonces colocó una mesa al lado de la puerta de entrada, y puso una botella de vino tinto y una rebanada de pan sobre la mesa para dar la bienvenida a tan indeseado invitado. La lava pronto llegó a la parte de atrás de la casa, dejando intacta la pared del mensaje. El Etna le arrebató su morada y su sustento, pero nunca culparía a la montaña de ninguna calamidad, sino a las autoridades. Y, si la montaña tuviera otra crisis nerviosa y abofeteara de nuevo a sus hijos humanos, razones tendría para hacerlo. Sin embargo, a pesar de exculpar al Etna y hacer responsable al gobierno de la catástrofe, la bandera del país ondea impertérrita en lo alto del poste sobre el tejado de la casa.

BODEGA POR DETRÁS
Esta fotografía muestra la misma casa, ya sin tejado por el paso de los años, pero vista desde atrás.

En nuestro paseo por la “avenida” de lava de los años noventa, atravesamos numerosos terrenos delimitados con muretes de piedra, aunque ya abandonados tras aquellos duros acontecimientos. Alcanzamos otra construcción que se salvó por pocos metros de la amenaza de la montaña.

BODEGA

Se trata de un lagar. El negocio fue abandonado. Así es cómo se muestra en su interior actualmente:

INTERIOR BODEGA

La erupción que destruyó esta zona comenzó el 14 de diciembre de 1991 y continuó durante 473 días hasta el 30 de marzo de 1993, la cual la convierte en la erupción más voluminosa en 300 años. Afortunadamente, no hubo víctimas humanas mortales. Sin embargo, la lava destruyó los manantiales que proveían de agua a la población de Zafferana (unas 8000 personas). El coste total de las acciones llevadas a cabo por el gobierno, así como de las compensaciones de los seguros por los daños en la propiedad ascendieron a millones de liras. Se construyeron muros de contención de 20 metros de altura y 400 metros de largo para frenar los flujos de lava. Consiguieron frenarla durante un mes. Pasado ese tiempo, la lava continuó su camino sobrepasándolos. Se utilizaron explosivos para crear grandes agujeros en el flujo principal de lava donde arrojar bloques de cemento y tratar de ponerle freno. Se excavó un canal y se hizo de nuevo uso de explosivos para desviar la lava hacia un flanco adyacente del volcán. Todas estas actuaciones consiguieron que el flujo frenara a 850 metros de Zafferana, aunque algunos geólogos afirmaron que la erupción estaba remitiendo ajena a los esfuerzos.

Aquí vemos imágenes de las últimas erupciones del año 2014, las cuales muestran que aún continúa activo:

El Etna es el volcán activo más grande del continente europeo y uno de los más activos del mundo. A pesar de las destrucciones que ha provocado, no es considerado peligroso por los habitantes de Sicilia. Están seguros de saber y poder controlar sus muestras de cólera, tal y como han hecho en anteriores ocasiones. Las erupciones de la montaña continuarán. Esperemos que las vidas de las personas que habitan aquellas tierras cercanas no se vean comprometidas de nuevo. Cierro esta entrada con una imagen del Etna desde la localidad de Castelmola. La fumarola que desprende es fruto de la liberación de presión, lo cual convierte al Etna en un volcán predominentemente efusivo (actividad que se caracteriza por la emisión de flujos de lava), aunque en ocasiones pueda ser explosivo. No quisiera terminar sin agradecer a mi buen amigo Pascu su ayuda. Sus amplios conocimientos sobre esta materia, así como documentos gráficos y traducciones del italiano que me ha facilitado, han contribuido a completar mi humilde aportación en el presente post.

ETNA FUMAROLA

Fuentes:

http://es.slideshare.net/eshuttleworth/mt-etna-erutions-and-response

https://www.flickr.com/photos/etnaboris/4923854810/

http://etnailvulcano.jimdo.com/viaggio-nel-tempo-1/le-eruzioni-storiche/

http://elpais.com/diario/1992/04/13/internacional/703116009_850215.html

https://www.youtube.com/watch?v=r6gGJT7RRCw (TESTIMONIOS)

https://www.youtube.com/watch?v=tgP6lpOq1Lg (TESTIMONIOS)

http://mitosyleyendasinfantiles.blogspot.com.es/2013/06/mito-del-ciclope-polifemo-y-ulises.html

Anuncios

4 comentarios en “La furia de Polifemo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s